Alcanza tus Metas Más Ambiciosas Adoptando una «Personalidad Secreta»

Si quieres dejar de auto-sabotearte en la búsqueda de tus más grandes metas, no solo se trata de tener fuerza de voluntad, pensar en positivo, decretarlo o trabajar duro…

… sino que tienes que ayudar a tu mente a crear las condiciones necesarias para evitar fallar.

Una de las mejores estrategias para dominar tu mente, consiste en adoptar una «identidad secreta» o «personalidad secreta».

Esta estrategia la aprendí con mi coach, Todd Herman, y él la ha utilizado para liberar el verdadero potencial de sus clientes…

… entre los que figuran deportistas de élite, artistas, emprendedores, millonarios y altos ejecutivos, es decir, profesionales de alto rendimiento.

Entonces, ¿en qué consiste tener una Personalidad Secreta?

Casi todos la teníamos cuando éramos niños. Antes de empezar a crecer y empezar a dudar de nosotros mismos, y a preocuparnos demasiado por la opinión de los demás.

Muchos jugábamos a fingir que éramos nuestro superhéroe favorito, nuestro cantante preferido, nuestro futbolista más admirado, o nuestro personaje favorito de una película o un libro…

… hasta que en algún momento de nuestra adolescencia alguien nos dijo que eso que hacíamos era una cosa de niños, que ya era hora de crecer, y la mayoría dejamos de jugar.

Pero muchos deportistas, emprendedores, conferencistas y artistas, a pesar de haber «crecido», siguieron (y siguen) recurriendo a ciertos rasgos de sus personalidades secretas en momentos clave de sus vidas.

Es una estrategia que les sirve para enfrentarse a retos muy complicados.

Ese es el caso de la cantante Beyoncé, quien allá por el año 2003 se inventó el personaje «Sasha Fierce» que utilizaba cuando se ponía nerviosa al escuchar a la multitud, para cambiar su postura y su forma de hablar.

O del gran Rafa Nadal, que pasa cinco minutos frente al espejo entrando en su personalidad secreta antes de cada partido.

El Rafael fuera de la cancha es un ser humano muy amable y humilde, pero en una reciente entrevista confesó que su otro yo en la cancha es «un asesino absoluto».

Incluso Martin Luther King, utilizaba gafas sin medida en algunas de sus apariciones públicas, a pesar de que su visión era perfecta, puesto que con ellas se sentía más respetado y seguro de sí mismo.

Y tener una Personalidad Secreta no se trata de «fingir hasta que lo logres».

No se trata de no ser auténtico o de interpretar un papel como un actor.

Adoptar una Personalidad Secreta es un modelo extraordinario que puedes usar para ayudar a tu mente a anclarse a una mejor perspectiva sobre cómo te gustaría desempeñarte en un área específica.

Es una herramienta para ser auténticos con nuestras capacidades y usar nuestra imaginación creativa para sumergirnos en un nuevo concepto de nosotros mismos.

Por ejemplo, hace un año me puse el reto personal de volver al Tenis de Mesa de alto nivel, que es uno de los dos deportes que practiqué de pequeño.

Mi meta dentro de 24 meses, era lograr mi gran sueño de niño: clasificar a la Selección Peruana.

Así que, consciente que en mi adolescencia mi nivel era discreto y no llegué a conseguir ninguna medalla importante, es que decidí adoptar una Personalidad Secreta como deportista.

Y eso me permitió comprometerme en realizar una preparación física intensa (después de 20 años inactivo) y en cambiar mi alimentación a una dieta anti-inflamatoria para poder potenciar mi rendimiento.

La alimentación anti-inflamatoria consiste, en resumen, en no consumir grasas saturadas, azúcar, harinas refinadas, ni alcohol.

Entonces, en casa era más sencillo no consumir nada de eso porque yo compro los alimentos, pero el reto venía al salir a una reunión.

Cuando me invitaban una bebida o postre con azúcar, el Carlos fuera de la cancha hubiera pensado «bueno, un poco de azúcar no hace daño» pero para mi otro yo deportista era fácil decir «No, gracias. No consumo azúcar».

De igual manera con el alcohol. Decidí dejarlo para siempre. No le aportaba NADA bueno a mi cuerpo, a mi mente ni a mi matrimonio.

Ya llevo un año sin tomar alcohol. Nada. Cero.

En varias reuniones me ofrecían alcohol, obviamente. El Carlos fuera de la cancha hubiera dicho, «Bueno, un trago no hace daño», pero para mi otro yo deportista, era fácil decir «No, gracias. No tomo alcohol».

Y casi siempre venía la réplica: «¿Pero ni un poquito?», y el que respondía ahí nuevamente, no era el Carlos fuera de la cancha, sino mi otro yo deportista: «No, ni un poquito. No tomo alcohol. Muchas gracias».

Dios me bendijo enormemente en todo este proceso, porque en menos de 6 meses pude lograr mi gran sueño de niño.

Logré clasificar a la Selección Peruana de Tenis de Mesa en mi categoría 35-39, y representaré a mi país en el Sudamericano de Argentina y el Panamericano de Perú.

¿Y sabes qué es lo fascinante?

Que todos podemos aplicar esta estrategia de adoptar una Personalidad Secreta en situaciones que nos cuestan demasiado, como por ejemplo:

– Si tienes que hablar en público y no estás acostumbrado

– Si tienes que cerrar una gran venta

– Si quieres correr una maratón

– Si quieres encontrar tu verdadero propósito

– Si quieres dejar tu empleo y volverte emprendedor

– Si ya eres emprendedor y sientes que tocaste un techo invisible

– Si quieres mejorar tus habilidades de comunicación con tus hijos

– Si quieres desbloquear tu creatividad

En mi caso, yo no solo adopto una Personalidad Secreta ahora como deportista, sino que lo hago desde hace más de una década cuando tengo que dar una conferencia, que es otra de mis facetas.

Desde el año 2009 he brindado más de 300 conferencias sobre negocios online y mentalidad de alto rendimiento…

… y en caso que no lo sepas, soy introvertido, pero en el escenario me transformo completamente.

(Ojo: introvertido no es lo mismo que tímido, pero eso es harina de otro costal).

Entonces, el objetivo es aprovechar de manera metódica el comportamiento impulsado por tu imaginación, que usabas de niño, para construir tu propia Personalidad Secreta y superar los retos que encaras como adulto.

Ese otro yo imaginario, te ayuda a sacar un gran coraje y tomar buenas decisiones, para que puedas concretar cada gran proyecto que te plantees y evites auto-sabotearte.

Y en eso consiste tener una Personalidad Secreta.

Espero que ahora sepas que sí puedes lograr tus más grandes metas, tus sueños más descabellados, pero que no solo se trata de tener fuerza de voluntad, pensar en positivo, decretarlo o trabajar duro…

… sino que tienes que ayudar a tu mente a crear las condiciones necesarias para evitar fallar.

Y si quieres yo te ayude personalmente a Desarrollar tu Personalidad Secreta, Dominar tu Mente y Alcanzar tu Meta Más Ambiciosa, hemos abierto un par de espacios en mi Programa EMPRENDEDOR IMPARABLE, que es un Coaching Privado 1-1.

 >> Mira Este Video Donde Te Explico Todos Los Detalles del Programa

 


También te puede interesar...

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>