Los Emprendedores Exitosos Son Hacedores, No Soñadores

Dos amigos tenían el “bichito” de empezar sus propios negocios…

… y se dedicaron a investigar las mejores historias sobre emprendedores que han levantado imperios.

Ambos dijeron, “Yo también quiero hacer eso. Quiero crear un negocio que me permita darle una gran calidad de vida a mi familia”.

Los dos amigos tomaron el mismo curso de emprendimiento, soñando que eso sería realidad para ellos, y ambos se comprometieron a desarrollar con disciplina sus negocios durante los próximos meses.

Medio año más tarde…

… uno de los amigos, luego de un par de tropiezos, tiene un negocio que le está generando casi lo mismo que gana en su actual empleo y está considerando renunciar a éste para dedicarle más tiempo a su negocio.

El otro amigo todavía está luchando, analizando su producto, buscando metodologías “innovadoras” de design thinking, business model canvas, neuromarketing, etc., y constantemente se pregunta por qué los negocios no funcionan para él.

¿Cuál crees que sea la diferencia?

¿Por qué parece que todo sale bien para algunos emprendedores mientras que otros “nunca le encuentran el truco”?

La respuesta es sencilla:

Velocidad de Implementación

En estos 10 años que estoy involucrado en el mundo del marketing online, he tenido como clientes y estudiantes a cientos de emprendedores. Los que son más exitosos son quienes dicen, “Bien… voy a aplicar esto ahora mismo”.

Se mueven de inmediato, actúan, testean, siguen testeando, continúan mejorando.

Ellos también saben que la “suerte” no es otra cosa que realizar todas las acciones necesarias, una tras otra… una tras otra.

Como dijo Thomas Jefferson: “Yo creo bastante en la suerte, y me he dado cuenta que mientras más trabajo, más suerte tengo”.

A veces la gente ve a un emprendedor o el lanzamiento de un producto que ha tenido éxito y dice, “¿Cómo así les fue bien? ¡Qué suertudos!”.

Lo que la gente no ve, es que esos emprendedores han creado decenas… o incluso cientos de artículos, videos, productos, etc. antes de ‘ese’ que hizo despegar su negocio.

Ellos crearon su propia suerte generando constantemente muchas “piezas de marketing”

Supongamos que los dos amigos que mencioné al inicio decidieron usar el marketing con videos en YouTube como estrategia para promocionar su negocio.

El que tuvo éxito, es muy probable que trabajara en crear videos consistentemente. Tal vez en sus primeros días creó 3 videos sobre temas relacionados a su negocio.

El que no tuvo resultados, seguramente se quedó analizando el contenido de su primer video, mientras que el exitoso ya tenía 3 videos en YouTube que trabajaban para él.

¿Quién tuvo más probabilidades de que alguno de sus videos fuera visto y compartido cientos de veces?

Obviamente, la persona que publicó más videos. Cada video no fue un éxito rotundo, pero funcionó lo suficientemente bien para ir construyendo sus ganancias.

Ese es la razón por la que el perfeccionismo es un enemigo de los emprendedores. Si te quedas esperando a tener todo perfecto, no vas a crear ni consolidar nada.

Si nunca asumes riesgos, no serás capaz de ver las ganancias.

Ok, ahora te voy a decir un pequeño secreto que los gurús no quieren que conozcas:

No todo lo que los emprendedores hacemos, funciona

Ese es un hecho importantísimo de un negocio (online y offline).

El redactor publicitario no siempre escribe una página muy persuasiva.

El desarrollador de productos no siempre crea un éxito en ventas.

El experto en PPC no siempre genera ganancias con cada campaña.

El escritor no siempre crea una obra que trascienda.

Entonces, ¿Qué es lo que se necesita para ser un ganador?

Hay que trabajar, practicar y mejorar.

Debes seguir disparando al arco hasta que metas gol

¿Hay algún jugador de fútbol que cada vez que dispare al arco meta gol?

No.

En realidad, fallan más de la mitad de las ocasiones que patean al arco.

Piensa en eso la próxima vez que escuches algún gurú hablando de todos sus éxitos.

¿Estás dispuesto a continuar pateando al arco? ¿Estás dispuesto a fallar varios de tus disparos?

Es probable que alguna vez tires la pelota a la tribuna.

Ese es el precio de un emprendedor exitoso.

 

Compartir

19 Comentarios

  • Germain

    Responder Responder junio 14, 2013

    Hola Carlos buen articulo, todo lo que describes es el camino que transita todo emprendedor e incluso aun cuando es experto ya que como bien dices no todo sale bien siempre. saludos

  • laura

    Responder Responder junio 15, 2013

    Me encanto!!…gracias

  • Jhon

    Responder Responder junio 15, 2013

    Eres muy acertivo en tus Palabras, siempre hay patosa al arco, en cualquier momento el portero se mueve para el otro lado y es gol, y hasta que dices, que fácil es, pero ya has tenido que parias mil veces hasta afina la puntería

  • Carlos, siempre concuerdo con tus enseñanzas!!… Me gusta tu estilo: "Directo, al grano, sencillo pero eficaz, veraz, comprometido, con el real espíritu de ayudar a otros emprendedores"… Gracias por tu continuo trabajo y que muchos más éxitos vengan por delante.

    Muy importante lo que dices, un emprendedor de éxito siempre será Disciplinado, Constante y Aplica en forma Masiva todo lo que aprende…

    Abrazos desde Chile!!…

  • Carlos Arturo

    Responder Responder junio 17, 2013

    Carlos está tan bueno y tan REAL este artículo, que por primera vez me animo a comentar, porque ésta es una realidad que más de uno hemos sentido o estamos viviendo! GRACIAS!!

    • Carlos Cabrera

      Responder Responder junio 19, 2013

      Así es, Carlos Arturo. La clave es la velocidad de implementación una y otra vez. Saludos!

  • Laura

    Responder Responder junio 27, 2013

    Hola yo pienso que hay que ser soñadores para luego ser hacedores, se necesita mucha mentalidad para logarr combinar las dos cosas, es mi olpinion.

    • Carlos Cabrera

      Responder Responder julio 9, 2013

      Ah claro… sin una mentalidad a prueba de balas no se logra nada Laura. Todo parte de un sueño. A lo que me refiero en el post es que los proyectos no se queden en sólo eso, proyectos. Que los sueños no se queden en sueños, sino que implementemos rápido nuestras ideas y que dediquemos nuestro tiempo a hacer, tanto o más que soñar.

  • Nestor

    Responder Responder marzo 13, 2016

    Excelente, eso es lo que necesitamos los emprendedores latinos, que lamentablemente no nos enfocamos y menos tomamos acción y luego nos lamentamos con todo el mundo de lo mal que nos trata la vida, que la suerte no nos acompaña.Tienes toda la razón en decir que el éxito esta en tomar acción masiva y eso es lo que lleva al emprendedor a conseguir metas.
    Gracias por tu excelenteartículo

  • Hugo

    Responder Responder noviembre 18, 2016

    Excelente artículo. Es así!!!

  • Romualdo Santamaria

    Responder Responder diciembre 19, 2017

    Hola Carlos, en realidad es muy raro que yo comente algo, ahora lo estoy haciendo porque tu articulo me pareció estupendo y me movió a hacerlo, siempre hay que soñar, tener una idea que es la que te mueve a realizar, pero para realizar hay que poner manos a la obra y hacer, dejar de estar soñando, tienes razón, no importa si te equivocas, eso se corrige sobre la marcha pero lo importante es ser realizador, felicitaciones Carlos tu articulo está muy bueno.

  • Mauricio Irias

    Responder Responder diciembre 19, 2017

    Muy interesante el artículo considero resaltar lo de hacer lo que piensas que es bueno para vos aún y cuando no se tenga todo perfecto

Deja Tu Comentario...

* Indica un campo requerido